Entorno mHEALTH y modelo de acreditación de aplicaciones de salud y social

La Fundación TicSalut trabaja en la promoción, implantación y utilización de las nuevas tecnologías en la salud y el bienestar social, no solo en Cataluña sino a nivel estatal, europeo e internacional.

Entorno mHEALTH y modelo de acreditación de aplicaciones de salud y social

oficinas Fundación TicSalut

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Fundación TicSalut trabaja en la promoción, implantación y utilización de las nuevas tecnologías en la salud y el bienestar social, no solo en Cataluña sino a nivel estatal, europeo e internacional.  Según el estudio “mHealth App Developer Economics” publicado en Octubre del 2016 por el Research 2 Guidance se anunciaba que, dentro de cinco años, las aplicaciones de salud serían recomendadas por los profesionales sanitarios con portales especializados y durante su práctica diaria. Este hecho va siendo una realidad en algunos territorios.

En particular, en el caso de Cataluña, desde la Fundación TicSalut se ha creado un portal de aplicaciones del sector salud y bienestar social llamado Portal AppSalut. Las aplicaciones de dicho portal proporcionan una garantía a los usuarios de que son aptas para facilitar y mejorar el seguimiento de su salud. Dicha confianza se consigue sometiendo las aplicaciones a un proceso de acreditación de dominio público creado por la Fundación y alineado con las estrategias de la Comunidad Europea. Además estas aplicaciones pueden ser recomendadas por profesionales sanitarios y del sector social. 

 

Actualmente se pueden descargar más de 200.000 apps en mHealth, según Research 2 Guidance

 

Son muchos los estudios e informes que demuestran que la integración de las tecnologías móviles en el sector sanitario promueven una satisfactoria relación entre el paciente y el profesional, a su vez dan soporte a los profesionales que las usan y ayudan en la toma de decisiones, demostrando así que la mHealth puede ser efectiva en la cobertura de programas de salud. 

Pero aún existen algunas barreras que superar en lo que a la mHealth se refiere. Por un lado, la escasa financiación que reciben las aplicaciones, y por otro lado, la legislación. Actualmente son muchas las regiones que no disponen de ninguna política en materia de movilidad. No es el caso de Cataluña, que a principios del 2015 aprobó el Plan Maestro de Movilidad aportando políticas en mHealth que permiten acercar los servicios sanitarios y de bienestar a las personas, a través de las tecnologías de movilidad y, al mismo tiempo, facilitar la transformación de los diferentes procesos asistenciales y sociales para conseguir una atención integrada y próxima al paciente. 

En lo que al marco regulatorio de aplicaciones en salud se refiere, actualmente se pueden descargar más de 200.000 aplicaciones en mHealth (según la publicación del Research 2 Guidance del 2016)  sin una aprobación de los profesionales del sector. Este elevado número de aplicaciones puede llenar al usuario de incertezas, como es el hecho de disponer de ciertas garantías de calidad y fiabilidad clínica en el uso de estas aplicaciones. Para aportar mejoría en este aspecto, desde la propia Comisión Europea se está trabajando en esta línea, con la creación de dos grupos de expertos internacionales. Uno que trabaja en la elaboración de un Código de privacidad de conducta para desarrolladores de aplicaciones mHealth (Privacy Code of Conduct for mHealth apps) y, otro, en una Guía para la evaluación de aplicaciones móviles (mHealth assessment guidelines). 

Otro aspecto a tener en cuenta es la fiabilidad de los datos. En este sentido, según el capítulo de mHealth dedicado en el estudio “From Innovation to implementation, eHealth in the WHO European Region” publicado el 2016 por la OMS, demuestra que más de la mitad de los encuestados promueven el uso de estándares e interoperabilidad en movilidad, ofreciendo guías de seguridad y privacidad de los datos. Aunque solo el 26% de los países regula el uso de dispositivos móviles y software para mejorar la calidad y la seguridad, siguiendo la directrices de la UE en materia de mHealth. Por lo tanto, aún queda mucho camino por recorrer, por un lado disponer de un vocabulario contralo común en movilidad que permita a los desarrolladores codificar según estándares internacionales. Y por otro lado, garantizar un protocolo de comunicación en mHeath regulada por algún organismo oficial.

 

PROCESO DE ACREDITACIÓN DE APLICACIONES DEL PORTAL APPSALUT

En el marco del proyecto portal AppSalut, que tiene como principal objetivo empoderar la ciudadanía, haciéndola consciente y corresponsable de su propia salud a través del uso de aplicaciones móviles, se constituye un proceso de acreditación de calidad que establezca un entorno seguro y de confianza para que las aplicaciones puedan ser usada por pacientes que deseen tener cura de su salud mediante el uso de estas tecnologías. Los profesionales del ámbito de la salud y de los servicios sociales podrán recomendar las aplicaciones publicadas en el portal a sus pacientes y finalmente, los datos que los pacientes generen pueden ser integrables en la historia clínica del paciente, siendo indispensable la validación del profesional sanitario en cada caso. 

El proceso de acreditación de calidad de las aplicaciones es abierto y transparente a todo tipo de iniciativas, tanto públicas como privadas y su objetivo es dar confianza a la ciudadanía delante de una tecnología emergente, así como también a los profesionales que las quieran recomendar. 

 

Solo el 26% de los países regula el uso de dispositivos móviles y software para mejorar la calidad y la seguridad

 

Los criterios están agrupados en cuatro grandes bloques: criterios relacionados con el diseño y usabilidad, los contenidos y funcionalidades, confidencialidad y seguridad de los datos y requerimientos tecnológicos. Los encargados de desempeñar las tareas de acreditación son profesionales independientes expertos en las cuatro áreas. Para ello, desde la Fundación TicSalut se han establecido acuerdos de colaboración con distintas organizaciones, colegios y asociaciones profesionales, las cuales colaboraran aportando  su conocimiento en el proceso de revisión y evaluación.

 

Las fases del proceso de acreditación se constituyen en cinco etapas diferenciadas:

Revisión de solicitud: Revisión del formulario de solicitud de una nueva app para acreditar que rellena el desarrollador a través de la plataforma

• Validación inicial: Validación de requerimientos iniciales de la aplicación, por ejemplo si la aplicación es operativa y funciona correctamente.

• Clasificación: Clasificación de la aplicación en tres niveles de exigencia en función de tres parámetros (volumen de público potencial que usará la aplicación, tipo de recomendación de salud y si la aplicación genera datos)

• Evaluación de los criterios: Acreditación de la aplicación a los expertos para que apliquen los criterios y la evalúen.

• Resultado: Si el resultado es satisfactorio se publica la aplicación en el portal AppSalut y se genera el correspondiente certificado de acreditación.

 

ACREDITACIÓN EN CUATRO BLOQUES

Para poder desempeñar los criterios de acreditación se ha trabajado con diversos grupos de pacientes, expertos en usabilidad, médicos, expertos del sector social, enfermeros, expertos tecnológicos y desarrolladores para poder definir y consensuar un conjunto de 120 criterios estructurados en 4 bloques: 

• Usabilidad y diseño: Evaluación de la accesibilidad, la experiencia de usuario y la estética visual.

• Funcionalidad: Evaluación de la calidad de los contenidos o la utilidad de las funcionalidades que incorpora la aplicación.

• Tecnología: Evaluación de la fiabilidad y la adaptabilidad tecnológica de la aplicación en general

• Seguridad: Evaluación de la seguridad de los datos y el cumplimiento de la política de gestión de los mismos.

Al final del proceso se obtiene una nota numérica resultado del proceso de acreditación a aquellas aplicaciones que hayan superado satisfactoriamente los criterios mínimos para aparecer en el portal AppSalut siendo visible y pública. Dicho proceso será válido mientras la aplicación sea activa o hasta que se produzcan cambios en su contenido y/o funcionalidad. Los responsables de la aplicación adquieren el compromiso con la Fundación TicSalut de hacer una revisión del proceso cuando haya dichos cambios. 

La necesidad de disponer de aplicaciones acreditadas es cada vez mayor, viniendo de un entorno que crece por momentos. Durante el año pasado se incrementaron en 100.000 aplicaciones en salud en solo un año. Aunque la principal barrera en la adopción de la mHealth es la financiación, no se deben olvidar otras como la falta de evidencia en el coste-efectividad, la escasa legislación o reglamentación y la poca evidencia en efectividad. También se necesitan programas de evidencia en la evaluación de los resultados obtenidos en el uso de la mHealth y ver cuál es el impacto que tienen en la salud de los pacientes.  

 

OFICINA MHEALTH.CAT 

La Oficina mHealth.cat, en el seno de la Fundación TicSalut, es la encargada  de gestionar y revisar de forma periódica y sistemática todo el proceso de acreditación de las aplicaciones, dando apoyo a los desarrolladores en este proceso, y asegurando la correcta alineación con las guías y estándares europeos. Así mismo, la Oficina mHealth.cat es la responsable de la creación de guías y recomendaciones destinados a la creación de aplicaciones y servicios basados en nuevas tecnologías móviles los cuales puedan ser aplicables tanto al campo de la salud como del bienestar social. Desde la Fundación TicSalut se trabaja en la promoción, implantación y utilización de las nuevas tecnologías en la salud y el bienestar social, no solo en Cataluña sino a nivel estatal, europeo e internacional.