La salud del futuro

El Dr. Rafael Grossmann es conocido mundialmente por ser el primer cirujano que utilizó unas Google Glass durante una intervención quirúrgica.

La salud del futuro

Rafael Grossmann

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En su análisis del futuro de la atención sanitaria, el Dr. Rafael Grossmann apunta a la realidad virtual y aumentada como las innovaciones con mayor potencial disruptivo del sector

El Dr. Rafael Grossmann es conocido mundialmente por ser el primer cirujano que utilizó unas Google Glass durante una intervención quirúrgica.

Se define a sí mismo como un futurista en salud y es un firme defensor del potencial de las nuevas tecnologías como herramientas para mejorar el sistema sanitario Desde su consulta en una zona rural como Maine (EEUU), donde ejerce como cirujano laparoscópico, de trauma y robótico, el Dr. Grossmann ha impulsado con éxito soluciones de telemedicina para mejorar la comunicación y la conectividad con sus pacientes. Su afán de disrupción le ha convertido en una referencia internacional en el campo de la innovación sanitaria y ofrece conferencias por todo el mundo. En el congreso Health 2.0 Europe celebrado en Barcelona el mayo pasado, el Dr. Grossmann analizó para Smart Health diversos conceptos relacionados con el futuro de la atención sanitaria.

 

Google Glass en el quirófano

En 2013 utilicé las Google Glass en el quirófano para retransmitir una operación, fue la primera vez que sucedía algo así en la historia. Las gafas inteligentes son una tecnología con fantásticas posibilidades en el ámbito de la salud. Lo que hice fue un ‘streaming’ en directo de una intervención para un grupo de estudiantes situados remotamente, algo que nunca se había hecho antes. Para mí como cirujano no cambió la manera de realizar la operación, pero para los estudiantes que pudieron seguirlo en directo fue una experiencia única que despertó gran interés. Fue el primer paso en lo que puede ser una auténtica revolución en relación al uso de las gafas inteligentes en la atención sanitaria y en la educación médica.

 

El futuro de la cirugía robótica

Cuando hablamos de cirugía robótica es solo una manera de referirnos a ello. No es que un robot se encargue de realizar la cirugía, sino que se trata de herramientas robóticas a distancia que utilizadas por un cirujano profesional permiten realizar una cirugía de mayor precisión, en alta definición. Uno siempre piensa que en el futuro podremos ver sistemas de inteligencia artificial o de ‘deep learning’ que puedan tomar sus propias decisiones. Aún falta mucho para eso pero la tecnología es exponencial y lo que ahora vemos como algo muy avanzado o futurista, lleva ya varios años de evolución. Existen nuevos sistemas que ya son una realidad pero que todavía no se han usado clínicamente. Son sistemas de incisión única, que no dejan cicatriz. El concepto de la cirugía robótica sigue siendo el mismo pero las nuevas herramientas van a ser mucho menos invasivas que las actuales y la visión, la movilidad y el procesamiento de las imágenes y del movimiento será mucho más avanzado.

 

El potencial de la telemedicina 

La telemedicina es una de mis pasiones iniciales y aún es el perfecto ejemplo de cómo la tecnología se puede usar de manera inteligente para mejorar el sistema de salud, el contacto tanto con los pacientes como con otros colegas y la educación médica. La telemedicina mejora la conectividad y la comunicación, tanto con equipos grandes y costosos que aún se usan como con los dispositivos portátiles actuales, como puede ser un teléfono inteligente. Tuve el placer de ofrecer una conferencia Tedx sobre el uso de iPod Touch para consultas de emergencia de trauma. Con un aparato que cuesta 200 dólares pudimos técnica y potencialmente salvar vidas, ya que nos permitió conectarnos a miles de millas de distancia y aconsejar a un médico que no tenía tanta experiencia, con lo que conseguimos mejorar la calidad de la asistencia médica que se le dio a ese paciente.

 

El futuro de la atención sanitaria

En mi opinión, las innovaciones que serán más importantes en un futuro próximo, tanto en lo que se refiere a la asistencia médica como a la educación sanitaria, serán la realidad virtual y la realidad aumentada. Google Glass fue el primer paso, igual que el Ford T fue una revolución en el mundo del automóvil, pero ya existen nuevos sistemas como Oculus Rift o Samsung VR, u otros tan sencillos como Google Cardboard, que te sumergen en una realidad virtual, que puede ser creada digitalmente o utilizar grabaciones reales en 360 grados. El grupo con el que trabajo en Reino Unido, Medical Realities, fue el primero en realizar una cirugía en vivo con realidad virtual, grabando en 360 grados y retransmitiendo la operación en directo a través de streaming. Unas 53.000 personas en todo el mundo, gracias a un Google Cardboard u otro visionador y un teléfono inteligente, gratis, pudieron seguir esa operación en tiempo real como si estuvieran en el quirófano en ese momento. Imaginad el potencial de estas tecnologías para mejorar la calidad de la educación médica, que permiten que un cirujano sin gran experiencia pueda tener acceso a la cirugía de un experto.

 

Health 2.0 Europe en Barcelona

Para mí acudir a un evento de las dimensiones de Health 2.0 Europe en una ciudad como Barcelona, que es una cuna de la civilización en cierto sentido, es algo completamente increíble. Estos congresos y conferencias, así como los medios de comunicación como Smart Health, son los canales más adecuados para difundir todas estas innovaciones, que es importante que lleguen no solo a los profesionales sanitarios sino también a los pacientes. Una vez que los usuarios conocen que existen estas tecnologías y ya están disponibles, ellos mismos tratarán de que el cambio suceda más rápidamente. Todos somos educadores y comunicadores, por lo que es muy importante difundir esta información para mejorar los sistemas sanitarios del futuro.

 

Por Rafael Grossmann

Cirujano, innovador en salud digital y futurista en salud

 

 Biografía

Rafael J. Grossmann Zamora, MD, FACS, es originario de Caracas (Venezuela). Después de hacer su residencia en cirugía en Ann Arbor (Michigan, EEUU), se ha desarrollado su carrera profesional como cirujano general, de trauma, laparoscópico y robótico y actualmente ejerce en Maine (EEUU). A lo largo de su carrera, se ha centrado en aprovechar el potencial de la tecnología para conseguir una atención médica mejor y más humana.

Como futurista de la salud, siendo cirujano a tiempo completo, ha adquirido las habilidades, cualidades y ventajas que atesoran los profesionales de la atención sanitaria, de las que carecen la mayor parte de los innovadores en tecnología. Esa experiencia dual le convierte en una voz que sin duda debe ser escuchada. Una voz que impacta y se dirige hacia ambos extremos del espectro, diversificando el público objetivo y alimentando múltiples intereses y curiosidades.

Su pasión es la intersección de la innovación tecnológica y la asistencia sanitaria. "Sé que el desarrollo exponencial de la tecnología y su uso inteligente tendrá un profundo y positivo impacto en el sistema de salud de una forma que es difícil de imaginar. He trabajado constantemente para definirme como un futurista Salud", asegura.

El Dr. Grosmann es un experto blogger y usuario de redes sociales (Twitter @ZGJR). Igualmente es uno de los primeros exploradores de Google Glass en el mundo, y fue el primer médico que usó Google Glass en el quirófano durante una cirugía en vivo, hito que lo catapultó en el ecosistema de la medicina digital como un disruptor de los paradigmas médicos establecidos y de las formas tradicionales de la profesión.