Fomentar la interoperabilidad en todo el ecosistema sanitario conectado

La presión demográfica y las obligaciones normativas inducen cambios en la asistencia responsable

Fomentar la interoperabilidad en todo el ecosistema sanitario conectado

Quirófano

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La presión demográfica y las obligaciones normativas inducen cambios en la asistencia responsable

 

Por  Jerry Kolosky

En EE.UU., la normativa de reembolso en función del valor, tal como estipula la Affordable Care Act (ACA), los recortes de las tasas de Medicare implementadas por los  centros de servicios Medicare by Medicaid (Centers for Medicare and Medicaid Services, CMS) y, en general, el enorme coste que supone cubrir las necesidades de atención sanitaria de las personas de mayor edad – muchas de los cuales sufren varias enfermedades crónicas – obliga a hospitales, consultorios médicos y redes de atención integradas a aumentar su eficiencia operativa, reducir costes y mejorar la calidad de su atención.

Un modelo emergente y colaborativo de atención sanitaria, denominado organización de asistencia responsable (Accountable Care Organization, ACO), ofrece incentivos para que pagadores y proveedores trabajen juntos con una responsabilidad compartida con el fin de proporcionar ahorros de coste en todo el sistema según los resultados clínicos definidos, así como para promocionar salud y bienestar a toda la población. 

 

"Un ecosistema sanitario flexible, escalable y conectado 

puede facilitar el compromiso personal con unos estilos de vida más inteligentes y saludables" 

 

Si bien comparten objetivos comunes de tipo general, existen ACO de diferente tipo, entre ellas algunos programas piloto puestos en marcha por CMS bajo la Affordable Care Act (como las Pioneer ACO y el Medicare Shared Savings Program); organizaciones sanitarias de riesgo compartido que respaldan los incentivos financieros aportados por los pagadores comerciales; organizaciones de proveedores que avalan productos comerciales de seguros; y consorcios formados por múltiples organizaciones en los cuales el riesgo financiero en función de los resultados corre a cuenta de la propia red del proveedor. 

Movimiento tectónico hacia un ecosistema sanitario posibilitado por la tecnología

La armonización entre incentivos financieros y atención sanitaria representa un primer paso apropiado hacia nuevos modos de ofrecer asistencia sanitaria, pero para tener éxito las ACO deben evolucionar gradualmente hacia una asistencia apropiada y efectiva para minimizar las necesidades a través de una atención continua, con el fin de promover un estilo de vida saludable, así como para potenciar un cambio fundamental de paradigma: de la intervención a la prevención. 

 

"Un modelo emergente y colaborativo de atención sanitaria

ofrece incentivos para que pagadores y proveedores trabajen juntos" 

 

Este cambio de paradigma conducirá a un uso continuo y válido para todas las partes implicadas de un ecosistema sanitario integrado, conectado y posibilitado por la tecnología. Un ecosistema sanitario flexible, escalable y conectado puede facilitar el compromiso personal con unos estilos de vida más inteligentes y saludables; supervisor y mejorar la salud, el bienestar y la productividad de personas, comunidades y ciudades; permitir una toma de decisiones clínicas informada y proactiva; y posibilitar una gestión más económica de la asistencia crónica para los adultos de mayor edad y otros grupos con necesidades especiales. 

Hace falta una red: transparencia, colaboración e interoperabilidad

El emergente ecosistema sanitario conectado proporcionará una captura, gestión y atención segura de información sanitaria puesta en práctica directamente allí donde se necesite y a través de diversos tipos acciones, así como de herramientas y contenidos específicos para cada caso para dar soporte a la autogestión por parte del paciente. La optimización de la experiencia del usuario es fundamental para aprovechar el potencial de estas apasionantes nuevas tecnologías, y los silos de información y los modelos cerrados de asistencia sanitaria dejarán paso inevitablemente a la transparencia, la colaboración y la interoperabilidad de todo el sistema.

Por ejemplo, innovaciones como la telesalud y la monitorización remota del paciente, así como las tecnologías móviles para la salud, habrán de ser interactivas en coherencia con los sistemas de los proveedores ya existentes, como los historiales médicos electrónicos y la gestión de la información sanitaria. El logro de este objetivo exige resolver todo un conjunto de importante desafíos.

Para empezar, se deben acordar e implementar estándares generalizados para la incorporación, normalización, análisis e intercambio de datos. Es necesario desarrollar una nueva generación de políticas y procedimientos empresariales, que pueden exigir la puesta en común de los datos de que disponen los competidores implicados. Se deben resolver complejos desafíos en el flujo de trabajo, además el cumplimiento en todo el sistema de todo un conjunto de complejos requisitos normativos. La resolución de estas cuestiones no será fácil, pero antes habrá que afrontar y superar otros retos de gran magnitud relacionados con la tecnología de la información y la sanidad. A partir de estos ejemplos podemos extraer conclusiones e inspiración. 

"La armonización entre incentivos financieros y atención sanitaria 

representa un primer paso apropiado hacia nuevos modos de ofrecer asistencia sanitaria" 

El crecimiento de las recetas electrónicas ofrece un interesante caso para el estudio. En 2014, más del 67% de las recetas prescritas en EE.UU. se transmitieron electrónicamente a través de la red Surescripts. Esto equivale a más de 6.500 millones de recetas electrónicas, es decir, una cifra superior al número de transacciones financieras procesadas por American Express durante ese mismo año. La red de recetas electrónicas Surescripts se puso en marcha en 2001 para conectar a médicos y farmacias, pero hasta 2008 no se fusionaron Surescripts y RxHub, una plataforma tecnológica que proporciona identificación sobre el paciente en tiempo real e información sobre los beneficios de los medicamentos con receta a los consultorios médicos; fue entonces cuando las recetas electrónicas realmente aprovecharon al máximo su potencial. 

 

 

De manera análoga, la aparición de un ecosistema sanitario conectado puede catalizar la resolución de dificultades relacionadas con la interoperabilidad dentro de un entorno ubicuo de asistencia virtual. Las organizaciones que cuenten con muchos recursos pueden construir y mantener la plataforma tecnológica escalable y mediante diversos dispositivos que se necesita para facilitar la interoperabilidad en todo el sistema, mientras que los innovadores pueden crear rápidamente los dispositivos más avanzados, como monitores vestibles, dispositivos de comunicaciones móviles y algoritmos analíticos que permiten la gestión del usuario final y ofrecer cuidados in situ.

Desde luego vivimos una época apasionante. Con una política de reembolso que se mueve inexorablemente hacia una asistencia responsable – que necesita una cuidadosa coordinación entre diferentes elementos, la autogestión del paciente y el reembolso en función de los resultados – resulta absolutamente imprescindible contar con una tecnología de la información sanitaria conectada universalmente, móvil e interoperable.