Las dos Españas en la sanidad pública

La sanidad es la principal actividad de las Comunidades Autónomas y a ella le dedican alrededor del 40% de sus recursos, le siguen a continuación la educación, los servicios sociales, etc.

Las dos Españas en la sanidad pública

sanidad pública en España

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las dos Comunidades con mayor gasto sanitario por habitante son el País Vasco y Navarra, ambas con el sistema fiscal del cupo

 

La sanidad es la principal actividad de las Comunidades Autónomas y a ella le dedican alrededor del 40% de sus recursos, le siguen a continuación la educación, los servicios sociales, etc. El diario El País publicó hace unos meses los recursos que cada Comunidad Autónoma dedicó a la sanidad en el año 2014, valorados en euros per cápita para comparar las Comunidades. 

 La comunidad que más invirtió en sanidad fue el País Vasco con 1.542€ por habitante y año y la que menos Andalucía con 978€, es decir un diferencia de 564€ que equivale a un 58%. Las dos Comunidades con mayor gasto sanitario por habitante son el País Vasco y Navarra, ambas con el sistema fiscal del cupo, es decir con hacienda propia, lo que las ha inmunizado contra los recortes del Gobierno central que han afectado de forma brutal al resto de comunidades. 

Las comunidades deben ofrecer los mismos servicios sanitarios a sus habitantes, pero mientras unas tienen una cifra económica importante, otras deben hacer lo mismo con mucho menos dinero. Las desigualdades sanitarias entre CCAA son pocas si consideramos las diferencias en los recursos que cada una de ellas dispone para la sanidad. 

La media de recursos sanitarios en España es de 1.214€ por habitante y año. Ocho comunidades están por encima de la media, mientras que nueve están por debajo.  La tabla perfila dos Españas: la del norte, con un gasto sanitario por encima de la media española, y la del sur, por debajo de esta cifra. El antiguo reino de Castilla se divide en dos mitades al norte: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja y Castilla León están por encima de la media. A estas se une Canarias que está un poco por encima de la media. Las comunidades del Sur: Murcia, Andalucía, Extremadura,  Castilla la Mancha y Madrid están por debajo de la media. El antiguo Reino de Aragón -Aragón, Catalunya, Valencia e  Illes Balears- se encuentra totalmente inmerso en la España sanitariamente pobre (ver mapa). 

Desigualdades a doble nivel 

El sistema de financiación de las comunidades autónomas es crucial para explicar estas diferencias. Las desigualdades se producen a dos niveles, por una parte las dos comunidades con hacienda propia priorizan sus recursos hacia la atención sanitaria y le dedican una cantidad importante de fondos, mientras que las que reciben el dinero del Gobierno Central han sufrido recortes muy importantes y estos no han sido equitativos pues las diferencias entre las mismas son notables. Lo que recibe cada comunidad del Gobierno central es menos que lo que recibía antes de la crisis, y además las diferencias son importantes. Así Asturias tiene 1.389€ per cápita para la sanidad y Andalucía 978€, es decir un 42% de diferencia.

El esfuerzo que una comunidad hace en sanidad se puede medir a partir del porcentaje de su presupuesto que dedica al sector sanitario. Las comunidades forales dedican entre el 30-35% de su presupuesto a la sanidad, mientras que las demás dedican alrededor de un 40%. A pesar del esfuerzo superior de las comunidades del régimen común, no llegan a dedicar a la sanidad los mismos recursos que las forales.

En esta legislatura se debía cambiar el Modelo de Financiación de las Comunidades Autonómicas, pero se ha priorizado hacer los recortes presupuestarios con el modelo anterior y el resultado está a la vista. La sanidad y los otros servicios de educación y sociales han sufrido grandes recortes presupuestarios y han sido los grandes perdedores de la crisis. 

Por Lluís Bohigas