Entrevista con Lars Kalfhaus

L.Kalfhaus es el director general de Emminens Healthcare Services que ofrece soluciones para mejorar la atención personalizada de enfermos crónicos,

Entrevista con Lars Kalfhaus

Lars Kalfhaus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lars Kalfhaus es el director general de Emminens Healthcare Services, empresa perteneciente a Roche Diagnostics que ofrece soluciones para mejorar la atención personalizada de enfermos crónicos, con especial enfoque sobre la diabetes mellitus.

Con 10 años de experiencia en el sector eHealth, y presente en un centenar de hospitales de España, la compañía ha lanzado Emminens eConecta, una plataforma basada en la nube que conecta al paciente con su médico con el objetivo de aumentar la calidad de vida y reducir los costes económicos. 

La introducción de las tecnologías móviles en el ámbito de la salud es una tendencia creciente que va más allá de una simple aplicación para smartphones. ¿Considera usted que tanto usuarios como profesionales sanitarios están ya listos para asimilar su implantación?

Es hoy precisamente cuando los factores para la implantación de la digital health son más fuertes que nunca. El uso generalizado de la tecnología móvil de bajo coste (smartphones y tablets) y de dispositivos médicos y sensores de datos que permiten la recogida y transmisión de datos a tiempo real constituyen buena prueba de ello. Por otro lado, los grandes avances tecnológicos en almacenamiento de datos y capacidad de procesamiento conocido como ‘Big Data’ y el tratamiento de datos en la nube es la actual tendencia. Toda esta información puede ser clave para la investigación epidemiológica y la rutina clínica, con el fin de mejorar el tratamiento del paciente, aportando nuevas conclusiones.  

¿Qué se necesita para consolidar en los sistemas de salud soluciones tecnológicas como las que propone Emminens?

Con el alto nivel de informatización que los sistemas sanitarios ya han conseguido, la base para la implementación de digital health es muy buena. En algunos casos, y para aprovechar aún mejor el potencial de esta nueva propuesta, hace falta ajustar los procesos de tratamiento y seguimiento. En cuanto a la infraestructura tecnológica actual, con frecuencia es fragmentada y es precisa una coordinación entre los diferentes proveedores, así como la interoperabilidad de los distintos sistemas y su integración en los modelos de historia clínica informatizada y en los sistemas de información sanitaria. 

 ¿De qué manera puede mejorar la atención sanitaria de los enfermos crónicos?

El uso de plataformas como Emminens eConecta hace posible un seguimiento personalizado y mucho más continuado lo que, a su vez, permite una mejora en la atención en las visitas presenciales. La información exhaustiva y constantemente actualizada que proporciona al médico le permite estar mucho más informado de la evolución del paciente día a día, al proporcionar los datos de forma muy visual y detallada, garantizando una mayor calidad del tiempo dedicado a las visitas presenciales. De hecho, mediante este sistema, alrededor del 80% del tiempo está dedicado a la atención del paciente y tan sólo un 20% a tareas administrativas o de análisis de datos. Todo ello repercute en una mejora de los procesos y la salud de los pacientes y, como consecuencia, en una reducción de los costes asistenciales.

 ¿Cuál es el papel del paciente en este cambio de paradigma? ¿Qué tipo de implicación se le requiere?

La digital health supone, efectivamente, la necesidad de un paciente participante y proactivo que se convierte en el gestor de su propia enfermedad, siempre con el apoyo y bajo la supervisión de su equipo médico. De esta forma aumentará tanto la motivación como la adherencia y la autonomía. Emminens prevé un sistema de seguimiento continuado y un contacto permanente con el paciente, lo que permite motivarlo de una forma muy directa y mantenerlo implicado en el control de su enfermedad. De hecho, las experiencias que tenemos en España son muy positivas.   

El concepto ‘quantified self’ es uno de los pilares de este cambio en la gestión de las enfermedades crónicas. ¿En qué consiste?

El ‘yo cuantificado’ o ‘Self-tracking’ es la tendencia de recopilación de datos sobre la salud diaria personal con el objetivo de mejorar el estado de salud general y, en consecuencia, la calidad de vida. Por tanto, es de una importancia clave para ayudar a las personas a cambiar los hábitos inadecuados, potenciando los positivos y con el progreso como recompensa para seguir recopilando información de manera continuada. Esta tendencia es bastante reciente en personas que mantienen un buen estado de salud pero el concepto de la monitorización de parámetros vitales está establecido, desde hace unos 20 años, en la gestión de enfermedades crónicas como la diabetes, con la aparición de dispositivos precisos de monitorización de la glucosa en sangre. 

Explíquenos algunas ventajas concretas en cuanto a gestión y costes derivadas de la implementación de tecnologías sanitarias como las que propone su compañía

Prácticamente el 80% del gasto sanitario está vinculado a la cronicidad en el sistema sanitario. De hecho, un paciente diabético genera un gasto: el doble que una persona que no padece ninguna enfermedad. Sin embargo, si no está bien controlado y sufre complicaciones moderadas, el gasto puede llegar a ser de 2 a 6 veces mayor e incluso multiplicarse por 24 en los casos de mayor gravedad. 

A ello se suma la carga económica asociada a las visitas al médico: los adultos con diabetes mellitus tipo 2 acuden a la consulta casi 3 veces más al año y sus gastos médicos son 2,3 veces más altos respecto a las personas que no padecen esta enfermedad. Por otro lado, sabemos que cuanto más estrecho y frecuente es el contacto entre el equipo médico y el paciente, mejores son los resultados de salud.  De ahí la necesidad de disponer de una herramienta tecnológica adecuada para proporcionar estos contactos más estrechos y más eficaces con los escasos recursos existentes, generando así resultados de salud a un coste considerablemente menor.  Nuestro enfoque es conseguir este ahorro gracias a soluciones que permitan a los profesionales sanitarios adecuar mejor el tratamiento del paciente, mejorando el control de su enfermedad. Un paciente con mejor control es un paciente que consume menos recursos. 

Asegura que el sistema eConecta de Emminens puede reducir hasta en un 80% las visitas no programadas. ¿Cómo lo consigue?

A través de la  facilidad de acceso a la información y la comunicación vía online con el paciente. Al mantenerle conectado de forma continuada con su equipo médico a través de una comunicación bidireccional, compartiendo sus datos de salud, es posible un toma de decisión sobre el tratamiento sin necesidad de desplazamientos del paciente al centro sanitario.  

¿De qué manera la aplicación de algoritmos puede facilitar la toma de decisiones en la gestión de una enfermedad crónica como la diabetes?

El primer paso tecnológico de apoyo ha sido la representación de los datos en gráficos. Ya con esto se ha demostrado que se pueden tomar decisiones médicas más rápidas y mejores (datos del estudio VISIO1). Con los algoritmos damos un paso más. El sistema dispone de más de 20 algoritmos personalizables que se utilizan para la detección de patrones, apoyando la toma de decisiones clínicas a los profesionales de la salud para que, de esta forma, puedan realizar los cambios adecuados en el tratamiento. Un primer estudio piloto demuestra que esta función reduce el tiempo para el análisis de datos de 10 minutos a menos de 1 y mejora la precisión de detección hasta el 87%, evitando resultados falsos positivos. Con esto, además de decisiones eficaces, el equipo médico puede dedicar más tiempo en la consulta a la motivación, educación terapéutica e interacción con el paciente.

 Han puesto en marcha un programa de seguimiento de la diabetes en diversas farmacias de Barcelona, ¿puede explicarnos en qué consiste y si tienen previsto lanzarlo en otras ciudades?

El programa, llevado a cabo en 11 farmacias de Catalunya, forma parte de un proyecto piloto impulsado conjuntamente por la Federación de Asociaciones de Farmacias de Catalunya (FEFAC) y Emminens, encargada de desarrollar la plataforma tecnológica que permite realizar el seguimiento individualizado de pacientes diabéticos. Mediante 4 sesiones de control individualizado, los usuarios reciben pautas y consejos para mantener unos hábitos saludables, así como un informe de cada visita con la finalidad de que esta información pueda ser de utilidad para el especialista. De esta forma, este servicio de proximidad permite tener bajo control la diabetes, además de establecer una vigilancia de los principales factores de riesgo que pueden estar asociados a la misma. 

El informe de control incluye toda la información generada durante cada sesión, especialmente el seguimiento de parámetros como la glucosa, la tensión arterial y el índice de colesterol, identificando resultados anómalos y, en caso necesario, indicando la necesidad de ajustar el tratamiento y su correspondiente derivación al médico. El objetivo es que la experiencia de estas 11 primeras farmacias sirva de base para extender el servicio de atención personalizada a personas diabéticas al resto de farmacias de Barcelona en los próximos meses. Además, acabamos de iniciar otro proyecto en  Sevilla en colaboración con el Colegio de Farmacéuticos, con Emminens eConecta como plataforma de un nuevo servicio también dirigido a pacientes diabéticos.  

Y finalmente, ¿cuáles son los retos de futuro a los que se enfrenta la digital health?

Por un lado es importante desarrollar herramientas de fácil implementación y utilización para profesionales sanitarios y pacientes. Esto significa interoperabilidad y conectividad con los sistemas sanitarios existentes así como la conexión con otros dispositivos dentro y fuera del ámbito sanitario. Por otro lado, las aplicaciones tienen que motivar al paciente a utilizarlas en la ruta de su día a día sin que se perciban como molestias u intrusiones en la vida de los pacientes. Al mismo tiempo, con desarrollos de algoritmos cada vez más avanzados, son importantes los estudios clínicos que demuestren la efectividad y seguridad de los sistemas.

por José L. Cánovas