Realidad Virtual: pasado, presente y futuro de la tecnología más innovadora del sector sanitario

La startup barcelonesa Psious abandera la democratización de la Realidad Virtual aplicada al sector sanitario.

Realidad Virtual: pasado, presente y futuro de la tecnología más innovadora del sector sanitario

Realidad Virtual

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La startup barcelonesa Psious abandera la democratización de la Realidad Virtual aplicada al sector sanitario. Su plataforma online permite a profesionales de la salud mental de todo el mundo mejorar sus terapias con una tecnología validada tras más de 20 años de estudios clínicos

De acuerdo con recientes estudios, los trastornos de ansiedad se han establecido como uno de los trastornos mentales más frecuentes y con mayor prevalencia entre la población, con porcentajes entre el 14-31% (Alonso et. al., 2004; Kessler, Chiu. Demler & Walters, 2005; Michael, Zetsche & Margraf, 2007; National Comorbidity Survey-R, 2007). En el ámbito laboral, el estrés y la ansiedad ya son la primera causa de baja y conflictos internos. Estos datos convierten a los trastornos de ansiedad en un serio problema de salud pública que supone un grave inconveniente económico para ciertas instituciones.

Durante los últimos años, la aproximación psicoterapéutica más extendida y que disfruta de una mayor evidencia científica para el tratamiento de trastornos de ansiedad han sido las “técnicas de exposición” (Nathan & Gorman, 2007). Las técnicas de exposición consisten en exponer al paciente a la situación temida de forma repetida, gradual, sistemática y bajo la supervisión de un psicoterapeuta. Tradicionalmente, esto se ha realizado ‘in vivo’ (confrontando al paciente con situaciones reales) o mediante la imaginación. Tanto la exposición ‘in vivo’ como en imaginación suelen integrarse dentro de los protocolos de tratamiento más amplios y en los que se combinan con otras estrategias, entre las más frecuentes la psicoeducación, la relajación o la reestructuración cognitiva.

Si bien la utilidad de las técnicas de exposición clásicas es innegable, en la práctica clínica presenta ciertos problemas como el alto nivel de discontinuidad, la falta de adherencia al tratamiento, el abandono o el elevado número de recaídas (De la Fuente, Bethencourt, Acosta, Villaverde & García, 2008). En este contexto, una poderosa alternativa que resulta mucho más atractiva para los pacientes (Garcia-Palacios, Botella, Hoffman & Fabregat, 2007) consiste en llevar a cabo las sesiones de exposición apoyándose en las TIC, especialmente en la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada.

Hasta hace poco, este tipo de tecnología solo estaba disponible en entornos académicos y en contadas instituciones sanitarias. Ha sido gracias al auge de los teléfonos inteligentes que la Realidad Virtual ha adquirido un nivel de calidad suficiente a un precio razonable para que se convierta en un producto de masas. Aprovechando esta tesitura, el equipo de Psious se embarcó en un proyecto para difundir los beneficios de la RV en el sector médico, fomentando y democratizando estos tratamientos entre el mayor número posible de personas.

Actualmente, Psious ya cuenta con más de 300 usuarios profesionales en España y Estados Unidos, más de 1.000 pacientes ya han sido tratados con su solución y algunas de las más reputadas instituciones han integrado su herramienta en su práctica clínica. Entre ellas cabe destacar: la Universidad de Stanford, UCLA, el Servicio Murciano de Salud, el Hospital del Mar o las Clínicas Millenium de Sanitas.

 

Distracción del dolor y relajación

Tras los éxitos cosechados por Psious en el tratamiento de trastornos de ansiedad, la empresa está diversificando su producto hacia otras áreas clínicas. Las primeras experiencias piloto ya se están realizando con éxito en el ámbito de la distracción del dolor y la relajación. Dos áreas con aplicabilidad en numerosas patologías y pacientes muy diversos; por ejemplo, en pacientes oncológicos. 

Según Ariadna Torres García, doctoranda en el campo de psicooncología de la Universidad de Barcelona y psicooncóloga del Centro Médico-Milenium Iradier de Sanitas: “La salud mental de los pacientes con cáncer es fundamental para el éxito del proceso oncológico. Buscamos fortalecer el cuerpo, paliar los efectos secundarios del tratamiento y ofrecer efectos beneficiosos para el alivio de síntomas, mejorando la calidad de vida de los pacientes. En este sentido la Realidad Virtual es ideal a la hora de entrenar y practicar técnicas de relajación y distracción del dolor, antes y durante las sesiones de quimioterapia en box”

La distracción del dolor cuenta con amplia validación clínica que avala sus beneficios y el aumento de la eficacia terapéutica en combinación con fármacos. Esta aplicación es especialmente interesante en niños, ya que muchas veces son los más negativamente afectados durante procesos médicos molestos o dolorosos. En este sentido, el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ya cuenta con un programa específico llamado ‘el Hospital sin dolor’ que tiene como objetivo prevenir y minimizar el dolor y malestar que los niños sufren cuando son sometidos a procedimientos dolorosos que, a pesar de no requerir anestesia, generan malestar.

Con todo, el espíritu creativo del equipo Psious reforzado por el auge de la Realidad Virtual en el mercado global, impulsan a la startup a seguir innovando para ofrecer nuevas soluciones para el sector sanitario.

 


Una tecnología con historia

La primera aplicación de la Realidad Virtual (RV) a la Psicología Clínica se centró en el tratamiento de la acrofobia. Rothbaum et. al. (1995) publicaron el primer estudio de caso, en el que un paciente superaba su miedo a las alturas después de exponerse en un escenario virtual que reproducía situaciones acrofóbicas. La utilización de la RV como herramienta para la aplicación de la exposición a las fobias se ha desarrollado enormemente en la última década y el uso de la RV se ha ampliado también a otros trastornos de ansiedad y patologías mentales.

 


 Estrés postraumático en veteranos de guerra y Realidad Virtual

El PTSD (siglas en inglés para estrés postraumático) es un grave trastorno de ansiedad que afecta a un 30% de los soldados americanos que han participado en alguno de los conflictos con los que ha lidiado este país. Desde hace quince años los veteranos de guerra afectados con esta enfermedad son tratados usando sofisticadas ‘caves’ o cuevas de Realidad Virtual que les ayudan a recrear sus traumas y aprender a gestionarlos. Desafortunadamente, estos equipos médicos son muy costosos y solo están disponibles en dos clínicas especializadas del país.

 


Casos de éxito

 Recientemente, el Servicio Murciano de la Salud ha terminado un piloto en dos hospitales y de ocho meses de duración, en el que grupos de pacientes diagnosticados con ataques de pánico se sometieron a sesiones de relajación automatizadas usando la Realidad Virtual. Los resultados (aún no publicados) sugieren una mayor efectividad en la reducción de la depresión asociada y ahorro de costes de personal, ya que las sesiones estaban automatizadas y solo requerían de una supervisión menor.

 

 Dani Roig, Cofundador & CBDO de Psious