Barcelona impulsa un sistema de videoconferencia para pacientes con dificultades de movilidad

Un dispositivo permite vía ordenador o smartphone, establecer contacto entre médico y paciente para que se pueda hacer la asistencia

Barcelona impulsa un sistema de videoconferencia para pacientes con dificultades de movilidad

videoconferencia para pacientes con dificultades de movilidad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Delegación de Salud del Ayuntamiento de Barcelona ha impulsado, junto con el Equipo de Atención Primaria Sardenya, el Colegio de Médicos, y la Fundación i2Cat, una prueba piloto para facilitar, a través de una plataforma tecnológica, el contacto entre el médico de cabecera y el paciente que tiene dificultades para trasladarse a su centro de atención primaria. 

El dispositivo permite, vía ordenador o smartphone, establecer un contacto visual e interactivo entre el médico y su paciente para que se pueda hacer la asistencia, el seguimiento y el control de forma remota. El sistema simulará aspectos del entorno de una consulta real, como puede ser el hecho de que sea el profesional quien llama al paciente para acceder a la sala o el hecho de dar notas de papel al paciente. Actualmente la versión para ordenador está siendo testeada y en fase de desarrollo de adaptación para smartphones.

El dispositivo pretende ser una herramienta útil para los ciudadanos con movilidad reducida o enfermos crónicos que tienen problemas para desplazarse al centro de atención primaria para su seguimiento médico. En muchos casos, ante la imposibilidad de hacerlo, debe ser el personal de salud que se desplace a casa del paciente para poder realizar tareas de seguimiento y control. Todo ello supone un consumo de recursos económicos y de personal elevados para unas visitas que muy a menudo no requieren atención presencial.

El objetivo del Ayuntamiento de Barcelona es que con este nuevo dispositivo se pueda mejorar la inclusión y la atención de salud de los ciudadanos con problemas de movilidad a través de las nuevas tecnologías, evitándoles los traslados innecesarios a los centros de salud. También está pensada para personas mayores o que necesitan transporte adaptado, o para aquellos pacientes a los que trasladarse al centro médico les supone un gasto.

El mecanismo funciona a través del dispositivo móvil u ordenador del paciente. Una vez se establece que se puede hacer el seguimiento para teleconsulta, el médico contacta en día y hora acordados con el paciente a través de la plataforma digital. Durante la conexión, el médico y el paciente pueden verse en la pantalla por un sistema de videoconferencia, por lo que el facultativo puede observar el estado general del paciente así como su entorno.

Por otra parte, durante el uso de la teleconsulta, el médico puede ir a ver, de forma paralela, el expediente médico del paciente, y puede apuntar el resultado de la consulta virtual en la propia historia clínica del paciente.

La plataforma digital, desarrollada por la Fundación i2CAT, está diseñada de forma que en un futuro se podrán añadir otras herramientas de seguimiento y control remoto de pacientes, como mediciones de constantes, formularios, tests o valoración de parámetros. Asimismo, en una segunda fase, se estudiará la posibilidad de que el sistema permita la descarga de la receta electrónica, así como la recogida de datos biomédicas a través de dispositivos.

Para posibilitar la conexión, es necesario que el paciente disponga de un dispositivo inteligente con cámara frontal y conexión a internet. Por la incorporación de nuevos servicios, el sistema puede necesitar dispositivos con Bluetooth y API para poder hacer medidas de constantes vitales.

Esta experiencia se hará extensiva a otros centros de atención primaria de Barcelona, como es el CAP Larrard, Villa Olímpica o Barceloneta.