Entrevista con David Labajo, responsable de Nuevos Modelos de Negocio y Soluciones Digitales de Roche Diabetes Care

Roche Diabetes Care desarrolla nuevas Soluciones y Servicios Digitales para mejorar la vida de los pacientes, dotándoles de las mejores herramientas para que puedan tener su diabetes bajo control.

Entrevista con David Labajo, responsable de Nuevos Modelos de Negocio y Soluciones Digitales de Roche Diabetes Care

David Labajo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Roche Diabetes Care desarrolla nuevas Soluciones y Servicios Digitales para mejorar la vida de los pacientes, dotándoles de las mejores herramientas para que puedan tener su diabetes bajo control.

 

Tras cinco años en Telefónica trabajando por la transformación digital de la sanidad, ¿qué supone aterrizar en otra compañía de referencia internacional como responsable de Nuevos Modelos de Negocio y Soluciones Digitales de Roche Diabetes Care?

 Para mí es un proyecto tremendamente ilusionante y apasionante. Hasta ahora hemos visto que la transformación digital de la salud ha sido impulsada principalmente por empresas de carácter tecnológico como Telefónica, donde apoyándonos en el conocimiento de la tecnología y en la experiencia en la aplicación de la innovación, habíamos desarrollado productos y soluciones digitales para hacer más eficientes y productivos los procesos sanitarios, a la par que mejorar la relación con los pacientes y su calidad de vida. Pero las empresas tecnológicas carecen de  la experiencia, el conocimiento, la posición en el mercado y la credibilidad para poder liderar la transformación del sector por ellos mismos, y por eso nuestros proyectos e iniciativas, aunque exitosos en general no han conseguido generar la penetración y escalabilidad necesaria para provocar una transformación real del sector. Precisamente por ello, tener la oportunidad de liderar esta transformación desde Roche Diabetes Care, una empresa puramente sanitaria, con más de 40 años de experiencia, totalmente comprometida con mejorar la vida de los pacientes, es una aventura realmente emocionante que va a representar un cambio en la sanidad que conocemos.

 

Cada vez es más frecuente encontrar a profesionales de perfil tecnológico como usted acceder a puestos directivos en compañías del sector sanitario. ¿Confirma esta nueva realidad la consolidación de lo que conocemos como salud digital?

El sector sanitario se enfrenta a una profunda transformación de su modelo, tanto los laboratorios farmacéuticos, como el sector de ‘medical devices’, como los propios prestadores sanitarios. Durante muchos años, sus estrategias y modelos de negocio apenas han cambiado: dedicar presupuesto a I+D, desarrollar nuevos tratamientos o productos, probar sus resultados con ensayos y estudios clínicos y ponerlos a disposición de las agencias sanitarias para que simplemente les compren. La aparición de los tratamientos genéricos, la aparición de competidores globales de bajo coste y sobre todo la aparición de nuevos entrantes con soluciones digitales orientadas al usuario final, está cambiando completamente este modelo. Ya no sólo se trata de tener el mejor producto y el mejor tratamiento, sino de mejorar los resultados en salud de los pacientes y mejorar la eficiencia de los sistemas y proveedores sanitarios, a través no sólo de tratamientos y dispositivos, sino de servicios que impacten directamente en profesionales y pacientes.

 

No se trata de tener compañías orientadas a generar productos, sino generar valor en los pacientes

 

El sector sanitario está empezando a comprenderlo y cada vez vemos más compañías hablando de nuevos modelos de negocio orientados a generar valor, en línea con el concepto de Value Based Healthcare apadrinado por la Harvard Business School. No se trata de tener compañías orientadas a generar productos, sino compañías orientadas a generar valor en los pacientes y en las organizaciones sanitarias. Y para ello la tecnología digital es clave. Cada vez se demuestra más que para conseguir esos resultados en los pacientes, no sólo necesitamos los mejores tratamientos, sino principalmente necesitamos intervenir en los aspectos comportamentales, cambiando los hábitos de vida y consiguiendo una mejor adherencia a los mismos. Para todo esto, las soluciones digitales marcan la diferencia, creando nuevas relaciones entre pacientes y profesionales, consiguiendo esos cambios de comportamiento de manera efectiva y elevando la eficiencia de los tratamientos y programas clínicos.

 

La diabetes ha adquirido la consideración de epidemia en el mundo occidental. ¿Qué nuevas soluciones planean desarrollar en Roche Diabetes Care para gestionar de forma más eficaz y eficiente una enfermedad que afecta a 500 millones de personas?

Efectivamente, las enfermedades crónicas se han convertido en la nueva epidemia del mundo desarrollado, y dentro de ellas, sin lugar a dudas la diabetes es una de las más preocupantes por su complejidad, por las complicaciones que conlleva y por el impacto que tiene en la calidad de vida de las personas. Precisamente, desde Roche Diabetes Care queremos mejorar la vida de los pacientes, estamos comprometidos con ofrecer tranquilidad y confianza a nuestros usuarios, dotándoles de las mejores herramientas para que puedan tener su diabetes bajo control, y por tanto puedan dedicar menos tiempo a pensar en su enfermedad y más tiempo a su vida diaria. Desde el área de Health Solutions & Services, estamos precisamente desarrollando nuevas Soluciones y Servicios Digitales para poner a disposición de los usuarios y que puedan, no sólo gestionar sus niveles de glucemia, sino también que puedan gestionar su nutrición, su actividad física, sus dosis de insulina o sus tratamientos, que puedan acceder a profesionales que les asesoren y les guíen cuando lo necesiten, y todo ello de la manera más automatizada posible para que los pacientes dediquen su tiempo y sus esfuerzos a su proyecto vital. 

Pero no sólo eso, queremos abordar la diabetes desde una visión extremo a extremo. Esto significa aportar soluciones en todo el ciclo de vida de la diabetes, empezando por la educación a la población, por la detección de población de riesgo y prediabetes, continuando por la prevención y la actuación temprana, y llegando evidentemente a soluciones que ayuden en el diagnóstico, en el tratamiento y también en la gestión y control de las comorbilidades que la diabetes ocasiona (insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, retinopatías, etc.). La mejor ayuda que podemos dar a los usuarios es conseguir que no desarrollen diabetes, o que ésta se quede en los estados iniciales y no progrese. Para ello la educación, la prevención y la intervención en el estilo de vida son absolutamente claves y son un foco claro de nuestra nueva estrategia dese la unidad de Health Solutions & Services.

 

Un cambio de los hábitos de los pacientes tiene un impacto significativo en su salud y calidad de vida

 

¿Cómo se puede crear un ecosistema en la que estén integrados todos las partes interesadas que forman parte de la gestión de la diabetes?

Efectivamente hasta ahora la diabetes se ha visto como una relación entre el paciente y el profesional, pero realmente no es así. Como hemos comentado, el estilo de vida, la actividad física, la nutrición, son elementos clave para gestionar correctamente la diabetes. Un cambio de los hábitos de los pacientes en estos aspectos tiene un impacto tremendamente significativo en la salud y la calidad de vida de los pacientes. Y para conseguir ese cambio de hábitos, el entorno del paciente es clave: su familia, su círculo social, incluso su farmacéutico, pueden ser elementos clave para tener éxito y por tanto para tener un impacto positivo. Tenemos que cambiar el modelo bajo el que estamos gestionando los pacientes ahora mismo, e incorporar a todos estos stakeholders en los procesos, a nivel de educación, a  nivel de intervención a nivel de coaching. Si lo conseguimos, podemos transformar totalmente la forma en la que actualmente estamos gestionando la diabetes. Este cambio no es sencillo, pero tenemos que empezar a pensar en procesos asistenciales abiertos, que incorporen a todos los actores decisivos. Reino Unido ha realizado algunas iniciativas en este sentido y el resultado ha sido realmente positivo, y nos marca claramente un camino a seguir.

 

Roche Diabetes Care, líder mundial en sistemas y servicios de manejo de la diabetes, ha apostado por su centro en Sant Cugat del Vallès para ubicar su centro digital global y creará 40 nuevos puestos de trabajo. ¿Por qué Barcelona?

Creemos que Barcelona es ahora mismo un HUB y un polo de atracción perfecto para el desarrollo del emprendimiento y la innovación, especialmente en el sector salud. No sólo eso, sino que es un centro neurálgico de atracción de talento en el mundo digital. Es por ello que Health Solutions & Services, la nueva estrategia de Roche Diabetes Care, se localice en Barcelona, para capturar el talento, la innovación y el emprendimiento necesario para lograr el éxito en este reto, a la vez que potenciar la relación y el partnership con diferentes compañías, startups y centros de innovación en la revolución digital de la salud.

 

Desde su experiencia, ¿en qué situación se encuentra actualmente el despliegue de la salud digital en nuestro país respecto a otros estados europeos?

España ha avanzado mucho los últimos años en la digitalización de los sistemas de información, principalmente alrededor de los sistemas de Historia Clínica y Receta Electrónica, colocándonos en una posición de liderazgo en Europa en este sentido, muy por encima de muchos de nuestros países vecinos. Sin embargo, este desarrollo no se ha trasladado a los procesos clínicos, ni a la relación con el paciente, ni tampoco a dotar de herramientas a los pacientes para que tengan control sobre su patología. La transformación digital de la sanidad, significa transformar los procesos clínicos y el modelo asistencial, gracias a la tecnología digital. Como toda transformación implica cambios profundos en los roles de los profesionales, en las formas de trabajo, y en la relación con los pacientes, para dotar a todos de mejores herramientas, para avanzar en la prevención y en la actuación temprana, para detectar la población de riesgo antes de que desarrolle una patología, y en definitiva para mejorar de forma significativa la salud y la calidad de vida de todos los ciudadanos. Esta es la asignatura pendiente que tenemos en España, y que debemos afrontar en los próximos años. Desde Roche Diabetes Care tenemos mucho que aportar en este reto, y estamos incorporando a los profesionales de mayor talento e invirtiendo en las soluciones más avanzadas, para que esta transformación se convierta en una realidad para todos y especialmente para lso usuarios y pacientes de diabetes.

 

Usted ha afirmado que son los usuarios los principales impulsores de la transformación digital del sector. ¿Siguen encontrado reticencias entre algunos directivos y profesionales sanitarios?

Estamos hablando de transformar la forma en la se gestiona la diabetes, y todas las transformaciones conllevan resistencia, más todavía en un sector como el sanitario donde el modelo asistencia ha cambiado muy poco en los últimos 40 años. El Dr. Eric Topol, por ejemplo, habla de que tenemos que ‘Resetear la Sanidad’, y evidentemente esto implica que los roles de profesionales, directivos y por supuesto de los pacientes no va a ser el mismo. Las resistencias existen, pero la transformación no se puede parar, porque van a ser los propios pacientes los que van a traer esa transformación. Los pacientes ya no sólo demandan una sanidad de calidad, demandan también una sanidad proactiva, preventiva, personalizada, que se preocupe por informar, por educar, y no sólo por intervenir allí cuando es necesario. 

Si desde el sector no somos capaces de ofrecer soluciones que satisfagan esas demandas de los usuarios, van a ser los propios usuarios lo que traigan sus soluciones. Un ejemplo claro es el intercambio de información. Hemos invertido cientos o miles de millones en definir y diseñar sistemas de intercambio de información sanitaria  y después de todo ese gasto, a día de hoy, todavía no podemos intercambiar información entre las diferentes regiones de España o entre la sanidad privada y la pública. Sin embargo, los usuarios intercambian su información médica a través de whatsapp todos los días cuando lo necesitan. Sabemos que whatsapp no es el medio más seguro, ni garantiza la privacidad, ni cumple ciertas regulaciones…. Pero si no somos capaces de dar una respuesta a los usuarios y pacientes ellos traerán sus propias soluciones.

 

España ha avanzado mucho los últimos años en la digitalización de los sistemas de información

 

Observamos que la medicina se dirige cada vez más hacia tratamientos personalizados adaptados a cada paciente. ¿Cómo puede mejorar esta nueva medicina de precisión los resultados sanitarios?

Desde hace tiempo conocemos que tanto la genética como el estilo de vida, son los factores de mayor impacto en la salud de las personas, por encima de la prestación sanitaria y de los tratamientos. Sin embargo, seguimos invirtiendo principalmente en la intervención sanitaria y los tratamientos cuando existe una patología. Tenemos que cambiar la mentalidad y empezar a invertir mucho más en la prevención y en el estilo de vida, y para ello la personalización es absolutamente clave. Para conseguir esa personalización se necesita un conocimiento de los usuarios y pacientes mucho mayor del que tenemos ahora mismo. Hablamos de información genética, pero no sólo eso, también de conocer el estilo de vida, conocer los patrones de actividad física, la nutrición, el perfil de sueño, etc. Información que actualmente está fuera de los sistemas de información sanitarios tradicionales. Con toda esta información, sí que podemos realmente crear planes de intervención personalizados, mucho más eficientes, consiguiendo mejores resultados en salud y mejorando la calidad de vida de las personas. 

Por Beatriz cortiles