Nueva guía de Merck para mejorar el día a día de pacientes con esclerosis múltiple

Trabajar la mente y seguir hábitos, fórmulas para disminuir el estrés y mejorar la calidad de vida en Esclerosis Múltiple

Nueva guía de Merck para mejorar el día a día de pacientes con esclerosis múltiple

Merck ha editado ‘Esclerosis Múltiple. Relajación y estrés'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Merck ha editado ‘Esclerosis Múltiple. Relajación y estrés’, una nueva guía que busca facilitar el día a día de los pacientes que conviven con esta enfermedad analizando las causas del estrés y su relación con la patología, y proponiendo cómo hacer frente a este problema. La guía es obra de José Bustamante, director del Centro de Psicología, Sexología y Pareja J. Bustamante, en Alicante.


La guía supone un apoyo para prevenir, afrontar y manejar el estrés, además de abordar los síntomas que son capaces de alimentarlo, como es el caso de la fatiga y la incertidumbre. El manejo del estrés se antoja como clave en el tratamiento de la EM, ya que “cada vez hay más evidencias científicas que demuestran la asociación entre el estrés y la evolución de la esclerosis múltiple. Un afrontamiento más adaptativo modera el efecto del estrés como potenciador de la evolución negativa de la EM”, explica Bustamante.

El autor ha diferenciado distintas fuentes de estrés derivadas de los síntomas más frecuentes de la EM: fatiga, insomnio, picos de trabajo, exigencias de los otros y la incertidumbre ante nuevos brotes.

La fatiga es uno de los síntomas más comunes o más mencionados por las personas con esclerosis múltiple. Bustamante propone realizar cambios en el estilo de vida para poder mejorar estos problemas. En concreto, cambios conductuales como mejorar la dieta, dejar de fumar, tratar de mantenerse en forma, controlar la temperatura del cuerpo y planificar el día a día, pero también cambios relacionados con el cansancio mental, como centrarse en la calidad más que en la cantidad de las tareas que se llevan a cabo, permitirse una petición de ayuda, ser comprensivo con uno mismo y aprender a decir ‘no’, e incluso valorar soluciones farmacológicos con el médico.

Estrés e insomnio forman un círculo vicioso que debe romperse para que no afecte al equilibrio y el bienestar de la persona con EM. Entre las recomendaciones que Bustamante brinda figuran seguir unos hábitos para acostarse y despertarse (incluso el fin de semana), convertir la habitación en un lugar tranquilo y realizar cenas equilibradas.

Al respecto de los picos de trabajo, Bustamante reconoce que “el estrés episódico no tiene por qué ser dramático, y más si se queda en algo temporal, pero este pico de estrés puede poner en marcha un mecanismo de activación en el organismo que se acaba por retroalimentar y crea nuevas fuentes de estrés”. Por eso es fundamental aceptar estos aumentos puntuales de trabajo y seguir unas recomendaciones para reducir el estrés, como anticiparse a esos picos, marcarse objetivos o cuidar el descanso. “El estrés por ver que nos estamos estresando sólo sirve para provocar más estrés”.

Otra fuente de estrés es la presión provocada por las exigencias de las personas que rodean a quienes padecen esclerosis múltiple, ya que éstos últimos intentan cumplir lo que los otros esperan y muchas veces tienen la sensación de que no es posible. Por eso, el autor de la guía recomienda ayudar a conocer la EM, no caer en la tentación de usar la enfermedad como excusa y aprender a decir ‘no’.

En cuanto a la incertidumbre ante nuevos brotes, Bustamante explica que no tiene por qué generar estrés o ansiedad, ya que “lo único real es lo que estamos viviendo ahora mismo. Por eso hay que disfrutar y celebrar lo que se tiene y llevar a cabo lo que en Psicología conocemos como ‘parada de pensamiento’, es decir, detener los pensamientos negativos y poco prácticos para reducir el estrés que provoca estrés”.

Ansiedad
La guía también habla de ansiedad, que, según Bustamante, “no es negativa en sí misma; es un mecanismo de supervivencia. Sin embargo, puede convertirse en un problema cuando se activa ante situaciones que en realidad no son un peligro vital. De hecho, puede ser una consecuencia de una mala gestión del estrés”. 

En la esclerosis múltiple, una situación en la que puede aparecer la ansiedad es el diagnóstico: “Tras ese momento difícil es muy probable que la reacción del organismo no sea ni mucho menos la vuelta al equilibrio emocional, al menos si no tenemos las estrategias de adaptación emocional necesaria”, afirma Bustamante, que para evitar la ansiedad recomienda “enfrentarse a la aventura que es la vida, redirigir el foco de atención, buscar un relato objetivo y ampliar el mundo, yendo más allá de la ansiedad”.

‘Esclerosis Múltiple. Relajación y estrés’ es la quinta de una serie de guías editadas por Merck, tras las dedicadas al apoyo emocional, las relaciones sexuales, los viajes y las relaciones con los demás, que muestran el compromiso de la compañía ‘Con la EM’ en todos aquellos aspectos que ayudan a la comunidad de esclerosis múltiple a mejorar su calidad de vida.