Biomecánica clínica Osmlab hacia el informe médico concluyente

La objetivación de lesiones en accidentes de tráfico mediante la adaptación de los protocolos de valoración funcional ajustándolos a las necesidades del nuevo baremo.

Biomecánica clínica Osmlab hacia el informe médico concluyente

Osmlab

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La objetivación de lesiones en accidentes de tráfico mediante la adaptación de los protocolos de valoración funcional ajustándolos a las necesidades del nuevo baremo

El 7 de septiembre pasado, la Comisión de Economía y Competitividad del Senado aprobó el texto del Proyecto de Ley de reforma del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios

causados a las personas en accidentes de circulación (Baremo de tráfico), que entrará en vigor el 1 de enero de 2016.

OSMLab, gracias a su dilatada experiencia en el análisis biomecánico para la valoración del daño corporal en accidentes laborales -ámbito en el que mantiene acuerdo con las principales mutuas españolas-, ha adaptado sus protocolos de valoración funcional para ajustarlo a las necesidades del informe médico concluyente demandado por la aplicación del nuevo Baremo, ofreciendo al facultativo parámetros relevantes, que le permitan determinar con mayor exactitud las desviaciones respecto la normalidad y las posibles causas que generan esta alteración. Los sistemas de valoración de OSMLab, disponen de protocolos validados por la comunidad científica que hacen posible que esta ley se pueda ejecutar de una forma justa, repetible y precisa. 

En términos generales, la nueva Ley se presenta como un sistema de carácter social y sostenible que pretende equiparar a España a nivel europeo asentándose sobre tres principios fundamentales: indemnidad, vertebración y objetivación. El uso de tecnologías de análisis de movimiento, sincronizándolo con electromiografía de superficie y análisis de fuerzas del grupo muscular afectado, ofrece una prueba complementaria, clara y concisa, con información gráfica y numérica sobre el estado del paciente, para que los responsables del cumplimiento de esta ley (abogados, peritos, médicos valoradores, jueces y fiscales) puedan decidir de forma objetiva. 

Una de los cambios más relevantes es el incremento de las cuantías por indemnización a los ‘grandes lesionados’ y familiares de fallecidos en accidentes de circulación. Además de la introducción de nuevos conceptos indemnizatorios como el gasto médico futuro de las víctimas, los perjuicios extra-patrimoniales (se reestructura el perjuicio personal básico en las indemnizaciones por muerte y su relación con los perjudicados particulares) o el lucro cesante (pérdida de ganancia legítima por la víctima). También distingue entre ‘perjuicio patrimonial básico’ o gastos razonables derivados del fallecimiento, y ‘gastos específicos’, que incluyen el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral.

Además, con el nuevo Baremo las aseguradoras indemnizarán a los servicios públicos de salud de las diferentes comunidades autónomas los gastos derivados de nuevos perjuicios cubiertos como los importes médicos futuros, gastos de rehabilitación o necesidades de recambio de prótesis de lesionados graves.

 

Incremento de las indemnizaciones

Con la actualización de las indemnizaciones se incrementan en un 50% las cuantías por fallecimientos, un 35% para las lesiones con secuelas y se reduce globalmente en un 2% las lesiones temporales (las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela). Y es que los críticos apuntan a que, pese al conjunto de cambios y mejoras recogidas en el nuevo Baremo, éste deja peor paradas las lesiones leves (como es, por ejemplo, el traumatismo cervical menor). 

El texto de Ley fija tres requisitos para que se indemnicen estos traumatismos como lesiones temporales: la manifestación de dolor del lesionado, la inexistencia de prueba médica que lo pueda objetivar y que se den los criterios de causalidad. Se establece que las secuelas que deriven de un traumatismo cervical menor se indemnizarán sólo si un informe médico concluyente acredita su existencia tras el período de lesión temporal, cobrándose indemnizaciones sólo en el caso de que las lesiones sean médicamente demostrables y objetivables; en caso contrario el accidentado cobrará por los días de sanidad, pero nunca por secuelas.

La objetivación de la lesión que presenta el lesionado se convierte, pues, en uno de los pilares fundamentales del nuevo Baremo. Siendo la objetividad, mediante la aplicación de la biomecánica clínica, uno de los fundamentos de los informe de análisis funcional OSMLAB.

El informe de valoración funcional OSMLAB aporta datos objetivos sobre:

  • Cuantificación de la limitación en todos los planos del movimiento y el déficit real en comparación con valores de referencia (extraídos del Baremo de minusvalía del RD 1971/1999 de 23 de Diciembre; adaptación española de las Guías AMA), mediante nuestro sistema de captación de movimiento 3D de alta precisión y la aplicación de protocolos biomecánicos validados a nivel internacional por entidades como la ISB (International Society of Biomechanics).
  • Patrones de movimiento y velocidad, que permiten objetivar o descartar cuadros compatibles con claudicación o impotencia funcional.
  • Coordinación intraarticular
  • Actividad eléctrica muscular a través de la Electromiografía de Superficie, obteniendo datos sobre patrones de activación-relajación, niveles de activación muscular, respuesta muscular ante diferentes ángulos de solicitación, alteraciones en el tono muscular o desequilibrios musculares.
  • Análisis de la fuerza mediante dinamometría isométrica,  obteniendo datos sobre patrones de contracción, fuerza máxima isométrica (sin desplazamiento de palancas óseas) en diferentes posiciones, fuerza máxima de prensión y agarre, etc.
  • Análisis de equilibrio y control postural,  mediante el uso de Posturografía estática y test clínicos que permiten objetivar las alteraciones en el centro de gravedad del paciente en patologías con afectación vestibular o del equilibrio.

A través de nuestras pruebas (indoloras y sin riesgos para la salud del paciente), se lleva a cabo la cuantificación del movimiento humano de forma objetiva mediante sistemas de visión de última generación y alta precisión,  sensores de fuerza y actividad muscular. 

El informe automático resultante, sigue un protocolo objetivo y reproducible, para ofrecer una valoración sobre el grado de déficit real existente, limitación y severidad de las lesiones. Es una realidad que mediante el uso de un análisis biomecánico como prueba complementaria, gran número de médicos valoradores han modificado su diagnóstico, gracias a la detección de síntomas y déficits no observables para el ojo humano.

Todas estas características hacen del informe de análisis funcional OSMLAB una herramienta indispensable en los procesos de objetivación de lesiones, que reúne las características idóneas para formar parte del informe médico concluyente exigido para la indemnización de lesiones leves, por su fiabilidad, precisión, y respaldo científico.