El diagnóstico de la apnea del sueño, más sencillo gracias a los estudios de sueño en el domicilio

Philips lanza Alice NightOne para el estudio del sueño en el hogar que evita desplazamientos y hace este proceso más cómodo para los pacientes y más eficiente para los sanitarios

El diagnóstico de la apnea del sueño, más sencillo gracias a los estudios de sueño en el domicilio

Alice NightOne

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Philips lanza Alice NightOne, un sistema para el estudio del sueño en el hogar que evita desplazamientos y hace este proceso más cómodo para los pacientes y más eficiente para los sanitarios


La realización de un estudio de sueño mediante poligrafía respiratoria consiste en el análisis de variables cardiorrespiratorias  que permiten diagnosticar  el Síndrome de Apneas e Hipoapneas obstructivas (SAHS). Hasta hace poco este tipo de estudios se realizaban en el hospital, al que el paciente debía acudir para que se le colocara el polisomnógrafo. Tras esto, se iba a su hogar para dormir y regresaba a la mañana siguiente para que pudiesen retirarle el equipo y ver si el estudio se había llevado a cabo correctamente y cuáles habían sido los resultados. 

Ahora, gracias a la solución de estudio de sueño en el domicilio Alice NightOne, es posible llevar a cabo este estudio desde la comodidad del hogar, favoreciendo que el patrón de sueño durante el estudio sea similar al habitual, que el estudio salga bien al primer intento y evitando desplazamientos para el paciente. Además, se produce un ahorro de costes sanitarios y se mejora el flujo de trabajo del centro.  

Alice NightOne cuenta con un sistema de guía inteligente de configuración que permite que la colocación y activación del polígrafo sea la correcta. Para iniciar el estudio, el paciente debe colocarse en su hogar el polígrafo, que cuenta con una banda de tecnología pletismográfica que favorece la comodidad del paciente. Hasta que no el dispositivo no está colocado de manera correcta no permitirá pasar al siguiente paso. El registro de datos comienza una vez que la cinta ha sido colocada correctamente y gracias al sistema de guía inteligente el paciente puede estar seguro, a través de indicadores de calidad de la señal, de que cada sensor está correctamente conectado, de que la calidad de la señal es buena y de que el dispositivo funciona correctamente. 

Tras el descanso, y gracias a la tecnología Good Study, se puede valorar si los datos recogidos durante el estudio son válidos y suficientemente buenos como para poder tener un diagnóstico correcto. En el caso de que no lo hayan sido, no hace falta que el paciente vaya hasta el hospital como ocurre con los aparatos convencionales, si no que puede repetir el estudio al día siguiente. De este modo, se ahorran desplazamientos tanto al paciente como tiempo a los profesionales sanitarios. 

El estudio “Untrained User Error Rates Setting Up Home Sleep Testing Devices” (Tasas de error en usuarios no entrenados al configurar equipos de estudio de sueño en el domicilio), llevado a cabo por los doctores W. Hardy, J Jasko, D O’Malley, demuestra que Alice NightOne es el dispositivo en el que se producían menos errores críticos que podrían llevar a resultados no válidos y provocar repeticiones de las pruebas (un 18% frente a un 72% de los registrados con otros equipos). Este mismo estudio afirma que el tiempo de configuración es casi la mitad que con otros dispositivos (4 ±2.7 con Alice NightOne frente a. 8.9 ±4.2 mins.) y que su uso es más sencillo.