Vall d’Hebron lidera el proyecto europeo MyHealth, para mejorar el acceso a la sanidad de los inmigrantes

Vall d’Hebron-PROSICS Barcelona, el VHIR y el Programa de Psiquiatría Transcultural, Servicio de Psiquiatría, coordinan este proyecto, que se centrará en mujeres y menores inmigrantes no acompañados

Vall d’Hebron lidera el proyecto europeo MyHealth, para mejorar el acceso a la sanidad de los inmigrantes

Vall d’Hebron-PROSICS Barcelona, el VHIR y el Programa de Psiquiatría Transcultural, Servicio de Psiquiatría, coordinan este proyecto, que se centrará en mujeres y menores inmigrantes no acompañados
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y el Programa de Psiquiatría Transcultural, Servicio de Psiquiatría Vall d’Hebron coordinan el nuevo proyecto europeo MyHealth (Models to Engage Vulnerable Migrants and Refugees in their Health, through Community Empowerment and Learning Alliance), que quiere dar respuesta a la falta de acceso a la salud de la población inmigrante vulnerable llegada a Europa.

Esta iniciativa busca optimizar y mejorar la atención sanitaria a este colectivo. Para hacerlo, se desarrollarán e implementarán modelos basados en el conocimiento y la experiencia de una red multidisciplinaria europea, formada por 11 socios de 7 países de la Unión Europea.

El proyecto se puso en marcha el pasado mes de abril y acabará el mes de marzo del año 2020. Cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros financiados por la Comisión Europea dentro del Programa de Salud de la agencia europea CHAFEA (Consumers, Health, Agriculture and Food Executive Agency). Su trabajo se centrará en mujeres y menores inmigrantes no acompañados llegados recientemente a Europa (hace menos de 5 años). Básicamente se analizarán tres tipos de patologías. Los trastornos mentales (asociados al hecho migratorio, como trastornos afectivos y de ansiedad o el trastorno por estrés postraumático), enfermedades infecciosas a veces más frecuentes en algunos colectivos por la situación sanitaria precaria en los países de origen o por la ruta migratoria (como la tuberculosis) y patologías crónicas no transmisibles.

El paciente inmigrante en el centro del proyecto

El proyecto MyHealth tiene como misión mejorar el acceso a la salud a la población inmigrante acabada de llega a Europa. Como explica su coordinadora, Núria Serre, médica responsable de la línea de investigación en Salud e Inmigración dentro del Programa de Salud Internacional del Institut Català de la Salut de Barcelona, “se quiere dar respuesta a la falta de acceso a la salud a los inmigrantes más vulnerables”. Por este motivo, se ha definido “un proyecto europeo de salud global para la mejora de la atención en salud para este colectivo”. Y para hacerlo se intentará implicar a la comunidad inmigrante en todo el proceso, potenciando su empoderamiento y contando con su opinión dentro de los consejos asesores del proyecto. Los coordinadores del proyecto destacan que el inmigrante y la comunidad están en el centro del proyecto.

El primer paso de MyHealth será crear un mapa de los actores clave en salud e inmigración dentro de los 7 países del consorcio, así como de las herramientas tecnológicas existentes para dar cobertura a esta población y las iniciativas y proyectos que ya existen. Después se analizarán las necesidades percibidas por los recién llegados y las personas que trabajan.

En tercer lugar, se diseñarán herramientas y estrategias para tratar los problemas detectados, centradas en la atención primaria como la primera puerta de acceso de estas personas a la salud. Estas iniciativas tendrán como objetivo empoderarlos tanto a ellos como a los profesionales sanitarios y trabajadores sociales, teniendo en cuenta la realidad de sus comunidades. Para analizar su funcionamiento y certificar que son aplicables al conjunto de la UE, se hará una prueba piloto en 3 hospitales de referencia europeos de Alemania, la República Checa y Cataluña.

Por último, gracias a MyHealth se creará un mapa interactivo con la información recogida, una herramienta que facilitará el acceso de los inmigrantes a los recursos existentes a su lugar de llegada y su gestión a los profesionales sanitarios. Gracias a todo ello, el equipo y la coordinadora del proyecto confían que “el acceso a la salud, una enfermedad no tipificada entre los inmigrantes vulnerables en Europa, verá la luz” y, a la vez, “se desharán malentendidos y se les dejará de ver como una amenaza”. En este sentido, “mejorar su salud tiene un efecto directo sobre la salud de la comunidad”.

Siete países implicados

El proyecto cuenta con la implicación de once entidades de siete países de la Unión Europea. En Cataluña, desde donde se coordina, participan el Campus Vall d’Hebron, a través del VHIR, los servicios de Enfermedades Infecciosas y Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebron, a través del programa de Psiquiatría Transcultural, y del Vall d’Hebron PROSICS Barcelona. También colaboran 3 centros del Reino Unido, el Migrants’s Resource Center, el European Institute of Women’s Health y la Universidad de Greenwich y dos alemanes, la Charite-Universitaetsmedizin Berlin y el Florencia Young Und Maria Luisa di Como Gbr. También Syn Eirmos NGO of Social Solidarity Astiki Etairia de Grecia, la Fakultni Nemocnice U Sv. Anny V Brne, de la República Checa, y, en Italia, la Agenzia Sanitaria e Sociale Regionale de la región de Emilia-Romagna. La empresa catalana Asserta Global Healthcare Solutions es el socio tecnológico del proyecto.

La inmigración en Europa

Según datos de las Naciones Unidas, en el año 2015 había en el mundo 65,3 millones de personas desplazadas. De éstos, más de 21 millones habían dejado su país y 3,2 millones más eran demandantes de asilo. El mismo año, el número de peticiones de asilo en la Unión Europea se dobló respecte el 1992. Un 23% de estas peticiones fueron de menores de edad no acompañados. La mitad de los que llegaron a las fronteras europeas procedían de Siria. El año 2016, según datos del Idescat, el 13,6% de la población catalana era de origen inmigrante.

La atención a los inmigrantes en Vall d’Hebron

El 3 de octubre del año 1983 se creó la Unidad de Enfermedades Tropicales en el antiguo Centro Diagnóstico de las Drassanes, actualmente incluida en el Programa de Salud Internacional del ICS (PROSICS). El perfil de sus usuarios ha ido cambiando en estas más de tres décadas de funcionamiento. En sus inicios eran personas de nacionalidad española vueltas de países tropicales con patologías importadas. Ahora la unidad está especializada en patología tropical, salud internacional, salud pública y comunitaria, a la atención al inmigrante y al viajero internacional. A la vez, está implicada en proyectos y redes de investigación y de mejora de la calidad asistencial a escala nacional e internacional y sus profesionales participan como docentes en diferentes cursos y postgrados.

Por otro lado, el Servicio de Psiquiatría Vall d’Hebron puso en marcha el año 2001 el Programa de Psiquiatría Transcultural, que se ha convertido en una referencia en la atención a los trastornos mentales de personas culturalmente diferentes. Desde sus inicios, se ha caracterizado por su compromiso con una asistencia culturalmente competente de clara vocación comunitaria, por su intensa actividad docente y su prolífica investigación en el estudio de las variables sociales y culturales de los trastornos mentales.