400 empresas científicas eligen el Parque Científico de Madrid para desarrollar su negocio

El Parque Científico de Madrid surgió hace ahora 15 años. La Universidad Complutense y la Universidad Autónoma de Madrid se unieron para crear un proyecto ambicioso y necesario a partes iguales: un Parque Científico que devolviera a la sociedad todo el conocimiento que se generaba en sus facultades y en los centros de investigación de su entorno.

400 empresas científicas eligen el Parque Científico de Madrid para desarrollar su negocio

Parque científico de Madrid
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Parque Científico de Madrid surgió hace ahora 15 años. La Universidad Complutense y la Universidad Autónoma de Madrid se unieron para crear un proyecto ambicioso y necesario a partes iguales: un Parque Científico que devolviera a la sociedad todo el conocimiento que se generaba en sus facultades y en los centros de investigación de su entorno. 

 

Si bien el concepto de Parque Científico no es una exclusividad en España de estas dos universidades madrileñas, no son tantos los que pueden presumir de tener unos patronos líderes en I+D+i, de estar ubicados en un entorno de excelencia investigadora y, sobre todo, de contar con un programa de acompañamiento y asesoramiento empresarial en el que han confiado más de 400 proyectos innovadores. 

 

Ofrece acompañamiento dejando que cada empresa tome sus propias decisiones y el ritmo que quiere dar al proyecto

 

Uno de los valores añadidos que despierta más interés entre los emprendedores científicos que se acercan a este Parque es el de rodearse de otras personas con las mismas inquietudes empresariales.  Una atmosfera muy enriquecedora se crea cuando perciben que en los laboratorios de al lado, otros grupos de científicos están inmersos en la puesta a punto de desarrollos con peculiares similares a las suyas. Ya sea una empresa más madura que les sirve de ejemplo a seguir o una tecnología complementaría para su idea. 

Como agente motivador, la fundación les ofrece un panel de expertos que entienden las singularidades de sus proyectos y les asesoran en el desarrollo de su negocio. También les brinda visibilidad y oportunidades para acercarse a inversores, instituciones o grandes empresas.

En su parte más tangible, actúa como aglutinador de recursos científicos-tecnológicos. En los más de 8.000m² de instalaciones destinadas al apoyo de la I+D+i, los investigadores disponen de instalaciones y equipamiento científico de uso compartido. Además, se facilita el acceso a otras infraestructuras de entidades colaboradoras, tanto públicas como privadas.

Solo hay que darse una vuelta por la zona, para ver que el Parque Científico de Madrid comparte emplazamiento con algunos de los centros de investigación con mayor prestigio del país. Una proximidad que favorece la cooperación con ellos.

En definitiva, el objetivo no es otro que ofrecer a las empresas herramientas, instalaciones y una red de contactos para encontrar el cliente, el socio tecnológico, el inversor o el prescriptor que les abra las puertas al mercado nacional e internacional. Siempre desde el asesoramiento, ya que en todo momento la empresa es dueña de su proyecto y de la estrategia empresarial que quiere darle. 

La ecuación que proponen funciona. Las cifras demuestran que el 90% de las empresas que han elegido crecer bajo el paraguas del Parque Científico de Madrid prosperan, casi todas ellas con vocación global o con una fácil escalabilidad. 

Eso sí, antes de todo eso, los candidatos deben superar un sencillo pero riguroso proceso de admisión que consta de la presentación de un plan de negocio y una entrevista personal con un equipo de expertos de las oficinas de apoyo al emprendimiento de ambas universidades y del propio parque. 

  

Laboratorio Parque científico de Madrid

 

 

Empresas españolas que son referentes internacionales

En la actualidad, más de un centenar de empresas se encuentran asociadas a este Parque. La mayoría de ellas cuentan con una oficina o un laboratorio propio pero también los hay que prefieren un espacio de coworking o contar con una incubación virtual que les permite disfrutar de todos los servicios de asesoramiento a un coste más bajo.

 

Sus tecnologías, nacidas en universidades y centros de investigación, son punteras y referentes internacionalmente

 

Una premisa que comparten todos los que forman el ecosistema empresarial del Parque Científico de Madrid es la de creer que es posible construir una economía en España más allá de la hasta ahora basada en sectores de bajo contenido innovador. 

El equipo promotor de las empresas asociadas al Parque suele estar formado por profesionales con dilatadas carreras investigadoras, dentro y fuera de nuestras fronteras, con un sino común: aplicar todo su conocimiento en productos y servicios que mejoren el bienestar de las personas. 

Las tecnologías que están desarrollando no es extraño que sean el resultado de una investigación básica desarrollada en  las universidades y centros de investigación de nuestro país. Ofrecen soluciones punteras, y en muchos casos exclusivas a nivel mundial, en campos como la biotecnología o la medicina personalizada, la nanotecnología aplicada o la ingeniería.

Susana Vieco, Fundación Parque Científico de Madrid

 

 

fotos Benedicto Moya y Victor Torres