“Prehabilitación” para afrontar la cirugía cardíaca

El hospital clínic lanza un programa de "prehabilitación" para pacientes de cirugía cardíaca.

“Prehabilitación” para afrontar la cirugía cardíaca

Paciente de cardio en Hospital Clínic
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Es uno de los pocos centros donde se prepara a los pacientes que tienen que pasar por una intervención quirúrgica

El objetivo fundamental de la rehabilitación cardíaca es la mejora de la calidad de vida y del pronóstico de los pacientes.

Para ello, los centros hospitalarios necesitan coordinar diversas actuaciones y especialidades, ya que, como recuerda la Dra. María Sanz, cardióloga del Hospital Clínico, "la rehabilitación cardíaca es general, debe incluir una parte psicológica y tener en cuenta estilos de vida saludables". Con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra este jueves 29 de septiembre, el Clínic quiere poner en valor la importancia de una buena rehabilitación cardíaca. 

En los últimos años se ha demostrado la importancia de desarrollar un tipo de rehabilitación de carácter preventivo: la "prehabilitación" , que consiste en llevar a cabo diversas actuaciones que preparan al paciente para la intervención quirúrgica y posibilitan una mejor recuperación. A la iniciativa, puesta en marcha por el Institut Clínic de Malalties Digestives i Metabòliques, se suma ahora el Institut Clínic Cardiovascular, que la ha implantado desde principios de setiembre.  La prehabilitación es un concepto innovador que tiene el objetivo de anticiparse y preparar el cuerpo. Entre las acciones que contempla, hay el trabajo físico moderado y adecuado a cada paciente, pautas nutricionales, apoyo psicológico y la habituación con el inspirómetro incentivo, un aparato que los pacientes deben usar después de la intervención para mejorar su capacidad pulmonar. El Hospital Clínic es uno de los pocos centros donde se ofrece a los pacientes la posibilidad de formar parte de un programa de estas características.

Nuria Millán, fisioterapeuta del Clínico, ha vivido el cambio de mentalidad que ha supuesto la incorporación de la prehabilitación: "Hace un mes solo se rehabilitaba después de la intervención, pero ahora hemos visto que trabajar antes funciona muy bien,  y los pacientes se sienten mejor".

 

Convertir la rehabilitación en estilo de vida saludable

Si bien la prehabilitación se interesa en preparar el paciente antes de la cirugía, uno de los principales retos que deben afrontar los profesionales de la rehabilitación cardíaca es conseguir la continuidad de un estilo de vida saludable, más allá de la intervención quirúrgica. Es por ello que la Dra. Cristina Vehí cardióloga del Hospital Clínic, diseñó un Programa Ambulatorio de Marcha Nórdica que está funcionando desde el 2013. Con este deporte de resistencia, se consigue que los pacientes con cardiopatía isquémica crónica estable o síndrome metabólico reduzcan notablemente los factores de riesgo cardiovascular. Pero además del beneficio orgánico, la Marcha Nórdica conlleva una ventaja considerable: ayuda a combatir el abandono de los hábitos "cardiosaludables", ya que permite hacer deporte socialmente, de una manera distendida, y crear adherencia.