La Fundación Tecnología y Salud defiende el uso eficiente de la tecnología sanitaria para mejorar la calidad de vida del paciente oncológico

II Encuentro con Pacientes organizado por la Fundación Tecnología y Salud celebrado con motivo del Día Mundial contra el Cáncer

La Fundación Tecnología y Salud defiende el uso eficiente de la tecnología sanitaria para mejorar la calidad de vida del paciente oncológico

II Encuentro con Pacientes organizado por La Fundación Tecnología y Salud
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La mejora de la calidad asistencial, la seguridad del profesional sanitario y del paciente, la sostenibilidad del sistema sanitario, la calidad de vida del paciente y la normativa a desarrollar centraron el contenido del II Encuentro con Pacientes organizado por la Fundación celebrado con motivo del Día Mundial contra el Cáncer.

 

Con el título 'Innovación tecnológica en Oncología', se celebró la II edición del Encuentro del Sector de Tecnología Sanitaria con los Pacientes, organizado por la Fundación Tecnología y Salud, con motivo de la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer. Mejorar la calidad asistencial y la salud de los pacientes a través de un uso eficiente de la tecnología sanitaria, es el principal objetivo de este Encuentro, que ha reunido a representantes de sociedades científicas, asociaciones de pacientes y empresas del sector.

En palabras del presidente de la Fundación Tecnología y Salud, José Luis Gómez, “la celebración de este Encuentro pretende dar continuidad al propósito de la primera reunión que es hacer una puesta en común de los retos, oportunidades y problemas a los que a diario se enfrentan los pacientes y sus familiares, y proponer soluciones y medidas para mejorar su calidad de vida durante la enfermedad. 

Según explicó Margarita Alfonsel, secretaria del Patronato de la Fundación “a través de este foro queda patente el compromiso del sector en el desarrollo de las nuevas tecnologías para  mejorar el control y seguimiento de la enfermedad. Del mismo modo, conecta a todos los agentes implicados en el sistema sanitario para avanzar en la prevención, diagnóstico y tratamiento de los pacientes con cáncer”. 

En esta ocasión, el Encuentro se ha centrado en el abordaje de las enfermedades oncológicas desde los puntos de vista de la mejora de la calidad asistencial y de la vida del paciente; la seguridad del profesional sanitario y del paciente; la sostenibilidad del sistema sanitario, así como la normativa que sería necesaria desarrollar en función del escenario planteado. 

Calidad asistencial, calidad de vida del paciente
Durante la reunión los expertos pusieron de manifiesto la importancia de sentar las bases para mejorar la asistencia sanitaria del paciente oncológico, dado que este conjunto de enfermedades requiere un diagnóstico correcto de la enfermedad, información precisa de la terapia y apoyo psicológico que favorezca su calidad de vida y la de sus familiares. 

En este sentido, y según explica José Luis Gómez, “los pacientes necesitan que los centros dispongan de un protocolo de asistencia que les oriente desde el momento en que comienzan con la terapia oncológica. Es necesario que se les aporte información sobre los procedimientos y pruebas médicas a las que se les va a someter y sobre los fármacos que se les van a administrar (dosis, tiempo, etc.), con lo que se verá favorecida la adherencia al tratamiento” y se evitarán posibles efectos adversos que tienen algunos medicamentos sobre los profesionales sanitarios y las personas de su entorno.

Respecto al seguimiento del tratamiento, los expertos apuestan por introducir las nuevas tecnologías de comunicación como apoyo al cumplimiento de los tratamientos y como herramienta útil para garantizar la seguridad del paciente. En este sentido, el uso de aplicaciones móviles serviría de ayuda para recordar la toma de la medicación y mejorar la adherencia a la terapia de los pacientes en el domicilio (Home Delivery). De este modo, el empleo de estos dispositivos reduciría desplazamientos innecesarios a los centros médicos, mejorando su calidad de vida. Además, la introducción de las nuevas tecnologías en la práctica clínica asistencial también ofrece grandes ventajas a la hora de buscar información de forma rápida, almacenar datos e intercambiar opiniones entre los diferentes profesionales implicados en los procesos oncológicos.

En cuanto a la tecnología sanitaria y cómo puede influir en la calidad asistencial, se destacó en el Encuentro la necesidad de disponer de la tecnología adecuada para conseguir un diagnóstico precoz y multiplicar las posibilidades de curación.

Seguridad del paciente y del profesional sanitario
Los pacientes oncológicos pueden ver comprometida su seguridad cuando están recibiendo el tratamiento. Según los expertos, la administración de los medicamentos tiene poco margen de error, si se comete un fallo en el cálculo de la dosis, en la vía de administración o incluso en el medicamento, las consecuencias para el paciente pueden ser graves. Por ello hemos de disponer de dispositivos eficaces que automaticen la administración de los fármacos oncológicos y minimicen los riesgos. 

Por otro lado, apunta la secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud,  en España la obsolescencia tecnológica alcanza a uno de cada cuatro equipos instalados. “Es una realidad que el mapa de obsolescencia de los equipos tecnológicos de los centros hospitalarios está alejado de las directrices europeas, por lo que es necesario tomar medidas para la renovación o actualización de los equipos que asegure su correcto funcionamiento, garantizando la seguridad del paciente oncológico en el diagnóstico y tratamiento. 

Además, durante la jornada, las sociedades científicas apuntaron la necesidad de definir las medidas de seguridad que los profesionales sanitarios deben tener en cuenta en el manejo de los productos sanitarios implicados en la preparación de los fármacos oncológicos. Para ello, los profesionales defendieron el uso de sistemas cerrados que consiguen minimizar el riesgo en la administración de este tipo de medicamentos. En este sentido se destacó el uso de sistemas robotizados/automatizados en los servicios de Farmacia Hospitalaria como medida para evitar posibles errores y lograr un mayor aprovechamiento de los fármacos suponiendo importantes ahorros en farmacia.

Los expertos incidieron también en la importancia de contar con un listado de medicamentos biopeligrosos, dado que en la práctica hospitalaria diaria, la continua exposición a los fármacos oncológicos puede provocar efectos no deseados como carcinogenicidad, toxicidad reproductiva y otros efectos adversos, tanto en el profesional sanitario como en el paciente y sus familiares. 

Tanto pacientes como profesionales coincidieron en que mejorar la calidad asistencial de los pacientes oncológicos puede realizarse sin comprometer la sostenibilidad del sistema sanitario.