Smart Health 10 | Golden Years

Editorial del número 10 de la revista Smart Health "Golden Years"

Smart Health 10 | Golden Years

Smart Health 10 | Golden Years

Las últimas estadísticas sobre expectativas de vida en el primer mundo son evidentemente un punto de inflexión en las diversas políticas, públicas y privadas, y los modelos de convivencia a los que vamos a derivar en las próximas décadas.

Con un gran número de ciudadanos alrededor del siglo de vida, todas las previsiones se han quedado cortas y hace falta trabajo, imaginación y solidaridad para conseguir asumir un mapa completamente diferente, unos presupuestos especiales y unas ciudades accesibles para muchos de sus ciudadanos.

Está claro que envejecer no puede ser un obstáculo, sino un regalo y que si la medicina está obteniendo unos resultados espectaculares para conseguir alargar nuestra  vida, erradicando pandemias seculares e investigando nuevas técnicas para combatir a nuestros enemigos, también la política debe saber hacer frente a la problemática que se va a plantear desde ese prisma.

Es ahí donde la eHealth y la mHealth van a tener un protagonismo indudable y contribuir a ese envejecimiento saludable que resulta ético, colaborativo y económicamente eficiente para toda la sociedad. Es por ello que diversas organizaciones se han unido bajo el modelo de “Quadruple Helix” para desarrollar estrategias integrales en un ecosistema donde esté incluida la industria, la sociedad civil, las transferencias de conocimiento del mundo académico y las autoridades a nivel nacional, regional y local.

Estas regiones han adquirido un compromiso de invertir 4.000 millones de euros en tres años para encontrar soluciones innovadoras que no solo repercutan en la salud de las personas sino también en reducir la brecha con los colectivos más desfavorecidos, cohesionando una sociedad para estimular su crecimiento económico y la competitividad en beneficio de todos.

Inversión e investigación caminan de la mano en ese nuevo reto de incorporar a nuestra gente más dorada a un mundo más respetuoso, en unas ciudades más amigables que ya forman parte de un club destacado en el que en este momento se han sumado ya 380 ciudades, intentando romper con estereotipos del pasado cuando las ciudades no estaban diseñadas para que sus poblaciones no tuvieran más de un cuarto de la población en esa tercera edad.

Está claro que, como dice en un brillante artículo Joan Cornet, un habitual de nuestras páginas la perdida de facultades cognitivas es el principal problema,  pero en un futuro cercano lo que se denomina Internet of Things va a ser clave para el cuidado de las personas ancianas en su domicilio.

La  monitorización de la persona, junto la monitorización del hogar van a dar mayor seguridad, más atención y un mejor seguimiento clínico y social, en especial cuando esta vive sola. 

Pero solo podrán realmente ser útiles si son parte de un proceso en el que se impliquen las autoridades públicas, las organizaciones de salud y servicios sociales públicas y privadas, las entidades sin fin de lucro, y por supuesto las personas ancianas y sus familias

Solo hay un mensaje: vivir y convivir. Y en eso hemos de esmerarnos todo.

 

Beatriz Cortiles

Directora

Descarga la revista en PDF

Adquiere desde aquí tu revista en papel